Negociar pagarés

Comment

actualidad

Un pagaré es un documento mercantil que consiste en una promesa de pago de un deudor a un acreedor en un tiempo determinado. En el mundo de los negocios es muy común, sobre todo en clientes comunes, en el sector inmobiliario, en el sector de la construcción donde se realizan muchas obras.

La forma más habitual de negociar un pagaré es hacerlo efectivo en el banco de una forma rápida y sencilla, pero para ello el mismo debe cumplir una serie de requisitos, por ejemplo, el pagaré desde ser “a la orden” a fin de que pueda ser endosado a un tercero. Es por esta razón debemos conocer las características legales y mercantiles del pagaré que recibiremos para negociarlo.

Hay muchas empresas que poseen pagarés y buscan liquidez rápida por ello buscan cambiar los pagarés a cambio de efectivo. Es por ello que la empresa debe estar atenta a las condiciones de las entidades financieras, las comisiones y cargos que harán para cambiar el pagaré. También, es importante que el que suscribe el pagaré sea una persona cumplidora de sus obligaciones pues si no paga al término del periodo pueden presentarse problemas legales con la entidad financiera.

¿En qué consiste la negociación de pagarés?

Consiste básicamente en un contrato que es firmado con una entidad financiera mediante el cual la empresa entrega sus pagarés y la entidad financiera le adelanta los importes, a cambio le cobrara comisiones e intereses, estos irán en función del importe del pagaré y del plazo que falte hasta su vencimiento, con este acto la empresa cede el crédito a la entidad financiera para que ésta lo cobre una vez llegada la fecha de vencimiento.

La entidad financiera que recibirá los pagare efectuara algunos análisis de riesgo a la entidad emisora del pagare para validar que estos con el objetivo de saber si son solventes, antes de ser aceptados, en caso negativo la entidad de crédito se puede negar a descontar dicho pagaré habida cuenta de que tienen información que le dice que ese pagaré puede resultar no atendido a su vencimiento.

como negociar pagarés

Ventajas del descuento de pagarés

La ventaja principal es, que obtienes liquidez antes de que se venza el pagaré sin tener que endeudarte para ello, y otra ventaja es que es una operación financiera que se realiza de una forma muy sencilla y rápida, no hace falta hacer muchos trámites, simplemente presentar el pagaré y, en breve, tienes el dinero ingresado en tu cuenta, una vez descontados los intereses y comisiones correspondientes.

Una desventaja es que si el pagaré no es atendido se te cargará en la cuenta de nuevo más unos gastos de devolución, a no ser que hayas llevado al descuento con la cláusula “sin recurso”, en ese caso la empresa cede el crédito y el riesgo de impago a la entidad financiera, pero esa forma no suele ser la más habitual, la que se usa más es la de descuento “con recurso” que implica que, si se produce un impago al vencimiento, es la empresa la que se hace cargo del mismo.

¿Qué debe tener un pagaré para ser válido?

En las letras de cambio sí existe un modelo oficial, pero para los pagarés no, por lo tanto, vamos a describirlos levemente, qué es lo que debe constar en un pagaré para que sea válido.

En primer lugar, debe constar la fecha de vencimiento del mismo de forma correcta, legible y sin manipulación alguna, la firma manuscrita y sello del emisor del pagaré o su representante legal. Debe constar su nombre social completo y en nombre de que la representa el que firma, debe constar la promesa de pago de un determinado importe de dinero escrito en número y en letra y ambos deben coincidir, si no coinciden, prevalece el escrito en letra y debe constar la cuenta bancaria en donde se va a hacer el pago al vencimiento y la palabra PAGARÉ, la persona tomadora a quien se libra el pagaré nominativo (no “al portador”) y también debe constar la fecha y el lugar de emisión

diferentes tipos de pagarés

Tipos de pagarés

  • Pagaré Conformado: El pagaré conformado es un tipo de pagaré en el que la entidad que lo emite certifica que tiene saldo suficiente para atenderlo en su cuenta, es más, ya ha sido hecha la anotación en su cuenta con independencia de cuando el beneficiario ingrese en su cuenta una vez llegado el vencimiento, es una forma muy buena de pago ya que este tipo de pagaré es casi tan líquido como el dinero en efectivo. Normalmente es la entidad bancaria en dónde tiene la cuenta el emisor del pagaré quien hace este tipo de pagaré, de esta forma se constituye en mediador y es la que certifica que se ha hecho la anotación en cuenta del importe del pagaré.
  • Pagaré cruzado a abonar en cuenta: Se trata de un pagaré similar a los normales pero que lleva dos barras cruzadas diagonalmente y que significa que deben ser abonados a cuenta y que no van a poder cobrarlos en ventanilla.
  • Pagaré a la orden y no a la orden: Cuando es a la oren se puede transmitir el pagaré a un tercero (endoso) sin necesidad de ser notificado al emisor y si es no a la orden el beneficiario no podrá endosar el pagaré libremente a un tercero, aunque si puede descontarlo cediendo el derecho a una entidad financiera, tal y como lo hemos visualizado en el descuento de pagarés.
  • Pagaré a la vista y al vencimiento: Se paga cuando se presenta al cobro y en el segundo caso cuando llega a la fecha de vencimiento en un día especifico, que es lo que ocurre normalmente con todos los pagarés, dicho sea de paso.
  • Pagarés de empresa y bancarios: Los pagarés bancarios son como los cheques y van en talonarios con formato predefinido y los pagarés de empresa no tienen formato definido y en ellos debe constar los elementos antes dichos para que sea válidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *